El Arte de la Guerra.


“… Los que ganan todas las batallas no son mejores.
La excelencia está en aquellos que someten a los enemigo sin entrar en combate”.

El Arte de la Guerra del Maestro Sun Wu.

viernes, 17 de octubre de 2014

MODELO DE APELACION DE UNA RESOLUCIÓN DE ODECMA QUE DECLARA IMPROCEDENTE AMPLIACIÓN DE QUEJA

Una Queja o Denuncia ante el Órgano Desconcentrado de Control de la Magistratura es la desaprobación, cuestionamiento, clamor, acusación, que los ciudadanos, usuarios del servicio de justicia expresan contra los actos de un Magistrado y/o Servidor Judicial o dependencia del Poder Judicial por actos contrarios o irregulares a la correcta administración de Justicia. Esto procede ante la existencia de una irregularidad o inconducta funcional de un funcionario de justicia, ya sea Magistrado, Servidor o Auxiliar Judicial dentro de un proceso de cualquier naturaleza. Cualquier queja o denuncia realizada frente a una presunta irregularidad es susceptible de ser investigada ya que los magistrados y demás servidores del Poder Judicial, en el ejercicio de sus cargos, desarrollan funciones que la ley les señala, las que se encuentran estipuladas en la Ley Orgánica del Poder Judicial, Reglamento y supletoriamente, por el Texto Único Ordenado de la Ley de Normas Generales y Procedimientos Administrativos y los Códigos Adjetivos en materia Civil y Penal, en cuanto le sean aplicables. Una queja escrita es pasible de ser declarada improcedente o infundada por el órgano contralor que investiga (ODECMA). No obstante de ello, la misma es pasible de apelación a efectos de que el superior (OCMA) la examine nuevamente y disponga la investigación del magistrado o trabajador judicial quejado por existir elementos de convicción de una presunta inconducta funcional. Mediante el presente modelo he procurado establecer requisitos básicos para poder formular una apelación por haberse declarado improcedente una queja presentada ante la ODECMA

AUTOR: FREDDY SERGIO PILLACA HUACLES

MODELO DE APELACIÓN CONTRA RESOLUCIÓN ADMINISTRATIVA (EXPEDIDA POR ODECMA) QUE DECLARA IMPROCEDENTE AMPLIACIÓN DE QUEJA ESCRITA.


Exp. : N° 0001-2012
Cuaderno principal
Escrito Nº 05
SUMILLA: APELACION

SEÑOR JEFE DE LA OFICINA DESCONCENTRADA DE CONTROL DE LA MAGISTRATURA (ODECMA):

JOSEXXXXXXXXXXXXX, en los seguidos contra el XXXXXXXXXXXX JUZGADO MIXTO, sobre QUEJA POR RETARDO EN LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA Y OTRO, a usted digo:

PETITORIO IMPUGNATIVO:

Que, no encontrando arreglada a ley, la resolución número 03, de fecha 18 de diciembre del 2012, emitida por vuestro despacho, notificada a mi parte el 21 de enero del año en curso, mediante el cual se declaró improcedente la ampliación de queja interpuesta; dentro del término legal correspondiente, INTERPONGO RECURSO DE APELACIÓN, a efectos de que los actuados sean elevados al superior, esperando que el mismo se pronuncie actuando en sede de instancia declarando nula la indicada resolución y  admita la misma en razón de los siguientes fundamentos:

HECHOS:

I. FLAGRANTE INCUMPLIENTO DEL PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DEL DEBIDO PROCESO Y/O PROCEDIMIENTO.

1.   La acción de queja, como todos los procesos disciplinarios, tiene como fin esencial garantizar y evaluar la eficiencia y eficacia del desempeño funcional de los Magistrados y Auxiliares de Justicia dentro de un proceso, constituyéndose por ende en un mecanismo instrumental compuesto por un conjunto de actos, a través del cual una o varias irregularidades –por comisión u omisión-, invocadas por los justiciables, son resueltas por los órganos de control, aplicando criterios de un debido análisis con probidad, con el objeto de advertir la existencia de irregularidades dentro del trámite de un proceso judicial. Como tal, dota a los ciudadanos de un instrumento de carácter supervisor, preventivo y vigilante de un debido proceder de los funcionarios encargados de administrar justicia, por tanto posee una naturaleza jurídica propia que obliga a los magistrados y personal de apoyo en respetar escrupulosamente el orden jurídico que la regula con idoneidad.

2.   Bajo esta premisa, es necesario identificar que el a quo, como defensor del recurrente a efecto de identificar actos cuestionables o poco diligentes por el quejado, debió advertir el retardo existente en la causa, la poca diligencia en el proveído de los escritos, la falta de motivación en las resoluciones que resuelven los pedidos del accionante. LA QUEJADA (MAGISTRADA) SUSTENTA SU SENTENCIA CON UN DOCUMENTO QUE NO FUE OFRECIDO COMO MEDIO PROBATORIO EXTEMPORÁNEO O EN SU DEFECTO COMO MEDIO PROBATORIO DE OFICIO PARA PODER VALORARLO EN LA SENTENCIA, vulnerándose de esta manera el deber de todo juez de administrar justicia de manera proba y respetando escrupulosamente los lineamientos del debido proceso (es así que el principio iuri novi curi nos dice que el juez es el conocedor del derecho y como tal administra justicia aplicando la norma pertinente, pese a ello sustenta su sentencia con instrumento que no cumplió con las formalidades procesales de ley, evidenciando con ese actuar un pronunciamiento a favor de los demandados).

3.   Siendo ello así, el primigenio (investigador - odecma) pretende continuar desprotegiendo al accionante, bajo argumentos falto de motivación, carentes de argumentos lógicos jurídicos e incorrecta apreciación de los actuados y que el a quem deberá valorar debidamente -hechos narrados en su debida oportunidad y que debieron ser corroborados con las piezas procesales de autos (exp. 000-2008-LA)-.

4.   Tal como he señalado, el órgano evaluador de las presuntas irregularidades no cumplió con su rol investigador, ya que como se puede apreciar de la resolución impugnada está contiene argumentos poco concretos y deficientes para rechazar la ampliación de la queja incoada; en esa lógica, procedo en desglosar los argumentos esgrimidos en el considerando cuarto de la apelada y que utiliza como argumento válido para la declaración de improcedencia de la ampliación de queja:

Resolución Número 03 (materia de apelación)
Lima, dieciocho de diciembre
De dos mil doce       

 (…)

Considerando:

Cuarto (segundo párrafo) : (…) no compete a este órgano de control examinar y juzgar si es correcto o no el sentido de la decisión y mucho menos juzgar si es justa o no la decisión jurisdiccional, pues de hacerlo asumiría ilegalmente funciones jurisdiccionales y vulneraria gravemente la independencia del juez garantizada por la constitución como si lo puede hacer el superior jerárquico quien está facultado para examinar y juzgar el sentido de la decisión y sus fundamentos. (…)” 

·    De este argumento puedo decir lo siguiente: Lo que se procura advertir por el quejoso es que no resulta jurídicamente posible que un magistrado (conocedor de las normas sustantivas y procesales) SUSTENTE SU SENTENCIA CON UN INSTRUMENTO QUE NO CUMPLIÓ CON LAS FORMALIDADES ESTABLECIDAS POR LEY PARA SER CONSIDERADOS O VALORADOS EN LA SENTENCIA (lo cual también se encuentra en el supuesto típico del delito de prevaricato), es más, la quejada procure desconocer los parámetros determinados por el a quem mediante resolución de vista a efectos de emitir un nuevo pronunciamiento contraviene el artículo 4 de la LOPJ. Este actuar ha favorecido a los codemandados, y lo cual debe ser debidamente merituado por el órgano de control a efectos de determinar la sanción correspondiente.

·     Asimismo, se advierte que desde que la quejada (magistrada denunciada) asumió el despacho ha evidencia una parcialización a fin de beneficiar a los codemandados, lo cual no sucedió con el anterior magistrado, quien realizó su función con probidad e imparcialidad a razón de llevar el cauce del proceso acorde a ley.

·   En adición, debo señalar que esta conducta irregular también se evidencia en el expediente 000-11-LA, donde soy demandante y los codemandados son también las misma personas; donde de forma inescrupulosa de frustro en dos oportunidades la realización de audiencia, pese a que el letrado que me representa procuro por todos los medio advertir a la quejada que podía frustrarse por el retardo en proveer los escritos presentados por los codemandados.

5.   En ese contexto, y de estos argumento expuestos puedo indicar lo siguiente: que si bien es cierto, que todo magistrado puede emitir una sentencia acorde a su criterio de discrecionalidad y con la libre apreciación de los medios probatorios; esto no quiere decir que la judicatura de manera arbitraria pueda emitir un pronunciamiento en base a documentos que no fueron formalmente admitidos en la etapa procesal correspondiente o en su defecto admitidos como medio probatorio de oficio para sustentar su sentencia; lo cual sucedió en el expediente 000-08-LA.

6.   En consecuencia, de los argumentos precedentes narrados se puede colegir que la apelada fue emitida contrario a derecho, con arbitrariedad, en contravención del derecho al debido procedimiento, a fin de impedir que se proceda con la ampliación de las investigaciones pertinentes y se pueda determinar las irregularidades permanentes en el Exp. 000-08, ya que el solo hecho de ser declarado improcedente y recurrir mediante apelación al superior para la admisión de la ampliación de la queja es desmerituable. Por ello, pido declarar nula la apelada y se admita la ampliación de la queja.

II. NATURALEZA DEL AGRAVIO:

La resolución apelada me causa agravio porque, al declarar improcedente la ampliación de la queja de manera irregular (indebida) y con una evidente falta de motivación por el investigador, se está afectando mi derecho al debido procedimiento sobre todo si se tiene en cuenta que la queja (magistrada) actuó de forma parcializada, favoreciendo a los codemandados desde que asumió la dirección del  Juzgado Mixto de xxxx.

III. SUSTENTO JURÍDICO DE LA PRETENSIÓN IMPUGNATIVO:

Mi pretensión impugnatoria se sustenta principalmente en las siguientes normas legales:

·     El artículos 105 del ROF de OCMA.

·    Falta de motivación interna del razonamiento: tiene una doble dimensión; por un lado, cuando existe invalidez de una inferencia a partir de las premisas que establece previamente el juez en su decisión; y por otro lado, cuando existe incoherencia, que a la postre se presenta como un discurso absolutamente confuso incapaz de transmitir, de modo coherente, las razones en las que apoya la decisión. (STC 03043-2006-PA/TC, F. 4).

·   Falta de motivación externa: cuando las premisas de las que parte el juez no han sido confrontadas o analizadas respecto de su validez fáctica o jurídica –problemas en las pruebas  o de interpretación de las norma- (STC 00728-2008-PHC/TC, F. 7).

·     La motivación insuficiente: resulta relevante desde una perspectiva constitucional si es que la ausencia de argumentos o la “insuficiencia” de fundamentos resulta manifiesta a la luz de lo que en sustancia se esta diciendo. (STC 03943-2006-PA/TC, F. 4)

·  Motivación sustancialmente incongruente: obliga a los órganos judiciales a resolver las pretensiones de las partes de manera congruente con los términos en que vengan planteadas, sin cometer, por lo tanto, desviaciones que supongan modificación o alteración del debate procesal (…), es decir, dejar incontestada las pretensiones, o el desviar la decisión del marco del debate judicial generando indefensión , constituye vulneración del derecho a la tutela judicial y también del derecho a la motivación (incongruencia omisiva). (STC 03943-2006-PA/TC, F. 4).

Por tanto:

A su ente investigador, solicito se sirva admitir el presente recurso de apelación, a fin de que el superior en grado lo examine y proceda en anular la resolución impugnada.

PRIMER OTROSI DIGO: Tenga presente lo dispuesto por el Código Procesal Civil: artículo II último párrafo del Título Preliminar (impulso del proceso), artículo 50º (deberes de los jueces), 124º (plazos máximos para emitir resolución), articulo 145º inc. 3) (falta grave); todos ellos concordados con el artículo 201º de Ley Orgánica del Poder Judicial.

Asimismo, la Ley Núm. 29574 artículo 5 que  modifica los artículos 34 numeral 6 y 47 numeral 19 de la Ley núm. 29277, Ley de la Carrera Judicial  la cual considera como falta grave el no cumplir con expeditar las resoluciones pertinentes dentro del término de ley.

 SEGUNDO OTROSI DIGO: Que, suscribo el presente el escrito conforme a lo dispuesto por el artículo 290º de la Ley Orgánica del Poder Judicial.
                            

Lima, 21 de enero de 2014



________________________

Abogado
Reg. C.A.C Nro. 6130



MODELO DE RECURSO DE AGRAVIO CONSTITUCIONAL


El recurso de agravio constitucional (RAC) es un medio impugnatorio que interpone el afectado con un derecho constitucional ante la denegatoria en segunda instancia de su demanda constitucional (amparo, cumplimiento, etc.) a fin de que el mismo sea revisado por el Tribunal Constitucional (TC). Este recurso no tiene requisitos especiales para su interposición, esto significa que es libre de hacerse en el entendido que los procesos constitucionales hacen primar el fondo a la forma. No es un recurso de casación que sube a la Corte Suprema, el recurso de agravio constitucional sube al Tribunal Constitucional. En el presente modelo he tratado de establecer algunos requisitos, recuerde que sólo se deben de observar los requisitos expresamente previstos en el Código Procesal Constitucional.

AUTOR: FREDDY SERGIO PILLACA HUACLES

Modelo de recurso de agravio constitucional

Secretario    : Rxxx
Expediente  : 22000-12-CI      
Cuaderno    : PRINCIPAL
Escrito         : 05                                                   Sumilla : RECURSO DE AGRAVIO CONSTITUCIONAL

SEÑOR PRESIDENTE DE LA PRIMERA SALA CIVIL DE LA CORTE SUPERIOR DE JUSITICIA DE LIMA

XXXXXXXXXXXXXX, en los seguidos contra la MUNICIPALIDAD DE XXXXXXXX, sobre ACCIÓN DE CUMPLIMIENTO; a Ud atentamente decimos:

PETITORIO IMPUGNATIVO:

Que, no encontrando arreglada a ley, el auto de vista número 02 de fecha 07 de agosto del 2014, emitida por vuestra sala, notificada a nuestra parte el 01 de setiembre del año en curso, mediante el cual se confirma el auto del a quo que declaró improcedente liminarmente la demanda de cumplimiento interpuesta por nuestra parte; dentro del término legal correspondiente, INTERPONGO RECURSO DE AGRAVIO CONSTITUCIONAL, a efectos de que los autos sean elevados al Tribunal Constitucional, esperando que el mismo se pronuncie declarando la nulidad de la indicada resolución y ordene la admisibilidad de la misma o alternativamente emita un pronunciamiento de fondo declarando fundada la demanda en todos sus extremos, en razón de los siguientes fundamentos:

HECHOS:

I.  FLAGRANTE INCUMPLIENTO AL PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DEL ACCESO A LA TUTELA JURISDICCIONAL EFECTIVA  -ARTICULO 139 NUMERAL 3).

1.   La acción de cumplimiento, como todos los procesos de garantía constitucional, tiene como fin esencial garantizar la primacía de la constitución, constituyendo un mecanismo instrumental compuesto por un conjunto de actos jurídicos procesales, a través del cual una o varias pretensiones litigiosas, invocadas por los justiciables, son resueltas por los órganos de la jurisdicción, aplicando el derecho objetivo, con el objeto de restablecer la paz social y la justicia. Como tal, dota a los ciudadanos de un instrumento procesal sumarísimo, ágil y expeditivo, distinto del contencioso administrativo, por tanto posee una naturaleza jurídica propia que obliga a los actores procesales a respetar escrupulosamente el orden jurídico que la regula.

2.    A que, el proceso constitucional de cumplimiento esta dirigida a defender la eficacia de normas legales y/o actos administrativos con calidad de cosa decidida, que no generan controversia compleja, y sean un mandato cierto y claro, de indubitable y obligatorio cumplimiento.

3.       Bajo esta premisa, es necesario identificar que el juez, como defensor del principio constitucional de la tutela jurisdiccional efectiva[1], la legalidad y principal responsable de cautelar el debido proceso[2]. No obstante, declara improcedente mi demanda y es confirma por la sala superior, en evidente infracción del derecho al acceso a la justicia, ya que la causal que invoca para la improcedencia de la acción interpuesta no se encuentra en ningún numeral señalado en el artículo 70 del C.P.Const. ni mucho menos en el precedente vinculante 168-2005-PC/TC.

4.    En ese contexto; y a efectos de hacer un correcto cuestionamiento del auto de vista N° 02, se analiza el considerando numeral 2.5 y 2.6, los cuales sirven de sustento del pronunciamiento de la sala superior:

SOBRE EL ARGUMENTO EXPUESTO EN EL CONSIDERANDO numeral 2.5: (…) se aprecia que quienes demandan cumplimiento de lo dispuesto en las normas invocadas (segunda disposición complementaria de la LEY N° 27803 de la Quinta Disposición Final del Decreto Supremo N° 14-2002-TR y por consiguiente el pago de lo compensación por Tiempo de Servicios) no son los titular del derecho alegado -PabloXXXXXX-, sino las herederas del titular del derecho, quienes pretenden mediante el proceso de cumplimiento el pago de los beneficios sociales de su causante, cuando tal pretensión deben hacerlo valer en la vía respectiva y no mediante un proceso constitucional de cumplimiento, que su ejercicio se encuentra reservado para el titular del derecho”.

Sobre este argumento, según el razonamiento de la sala superior: i) el único que puede interponer la demanda de cumplimiento es el difunto XXXXXXXXX, y no sus herederos; y ii) existe otra vía para hacer valer dicha pretensión.

Sobre el punto i): no ha tenido en consideración lo señalado el en articulo 67.- Legitimación y representación: “Cualquier persona podrá iniciar el proceso de cumplimiento frente a normas con rango de ley y reglamentos. Si el proceso tiene por objeto hacer efectivo el cumplimiento de un acto administrativo, sólo podrá ser interpuesto por la persona a cuyo favor se expidió el acto o quien invoque interés para el cumplimiento del deber omitido”. En ese sentido, los actores han acreditado en la demanda DE CUMPLIMIENTO tener un interés por cuanto son herederos de los activos y pasivos de su difunto padre XXXXXX, y al declararse fundada la demanda incoada se procederá en hacer UN NUEVO recalculo de la compensación por tiempo de servicios de su difunto padre, siendo los beneficiarios del mismo todos los sucesores DEL CAUSANTE.

Sobre el punto ii): la reiterada línea jurisprudencial del Tribunal Constitucional ha emitido pronunciamiento sobre esta pretensión determinando que si resulta procedente el proceso de cumplimento por cuanto lo que se exige es el cumplimiento de una norma que se encuentra dentro de los parámetros del precedente vinculante STC 00168-2005-PC/TC. Véase las siguientes sentencias:

v  EXP. N.° 04440-2011-PC/TC-LIMA. ABRAHAM MARCOS QUISPE  HUAMÁN Y OTRO.
v  EXP. N.° 08253-2006-PC/TC-LIMA. VERÓNICA CELINDA ESCUDERO PACHECO.
v  EXP. N.° 00717-2011-PC/TC- LIMA. ELARD VALENCIA CHÁVEZ.
v  EXP. N.° 01566-2010-PC/TC- LIMA. MARICELA MANUELA FERNÁNDEZ ÑÍQUEN.
v  EXP. N.° 04211-2011-PC/TC- UCAYALI. WAGNER PILCO PANDURO.

SOBRE EL ARGUMENTO EXPUESTO EN EL CONSIDERANDO numeral 2.6:(…) que las recurrentes no han señalado cuales son los derechos fundamentales presuntamente violados o amenazados con el incumplimiento de las normas legales que invocan, esto es, no han precisado cual es la afectación concreta, por consiguiente, carecen de interés y legitimidad para obrar, ya que no tienen la condición de afectadas pues no son titulares de los derechos que exigen su cumplimiento.

5.     Sobre este argumento, es preciso señalar que los actores en su calidad de sucesores del señor Pablo Marcas Ichpas están recurriendo vía  proceso constitucional de cumplimiento a efectos de defender la eficacia de una norma legal que reconoce derechos a su finado padre (se cumpla con lo dispuesto por la Segunda Disposición Complementaria de la Ley nro. 27803 y de la Quinta Disposición Final del Decreto Supremo nro. 14-2002-TR);  debiéndose precisar que la norma cuyo cumplimiento se solicita no está sujeta a controversia compleja, ya que ellas contienen un mandato cierto y claro, de indubitable y obligatorio cumplimiento; de conformidad a las exigencias establecidas en el precedente vinculante STC N° 168-2005-AC/TC.

6.     En suma, lo que los accionantes están solicitando en su demanda es que la emplazada cumpla con la norma que dispone que la compensación por tiempo de servicios del causante Pablo, quien se encuentra inscrito en la relación de trabajadores cesados irregularmente (conforme se acredita con los medios probatorios que acompañan a la demanda y la apelación, que don Pablo es uno de los beneficiarios de esta ley), y por lo cual su CTS debe ser calculado (su compensación por tiempo de servicios) acorde al sustento normativo del D.L. 650 y no con el D.L. nro. 276 (no correspondía la aplicación del D.L. nro 276 al señor Pablo para el cálculo de su compensación por tiempo de servicios, no obstante de ello lo realizó la demandada contraviniendo la normatividad que ahora se pide su estricto cumplimiento). Por ello, los argumentos esgrimidos por el a quo y a quem devienen en nulo por no haber realizado una correcta valoración del petitorio y los fundamentos fácticos en las cuales se amparan los recurrentes.

7.     Bajo esta premisa, es necesario identificar que el a quo y a quem deben tener una función principista siendo defensores de la legalidad y principales responsables de cautelar el debido proceso aplicando una debida motivación de los autos y sentencias que expiden, procurando resolver con imparcialidad los conflictos de intereses con relevancia jurídica; respetando escrupulosamente lo peticionado por el actor y valorar concienzudamente las pruebas aportadas.

8.   A modo de término, es pertinente señalar que lo pretendido se encuentra dentro del marco normativo desarrollado en el proceso de cumplimiento y de conformidad a lo acreditado con la reitera jurisprudencia emitida por el Tribunal Constitucional (que se adjuntó como anexos de la demanda), además, lo peticionado por los actores resulta justo y razonable, ya que como consecuencia de estimarse la presente acción incoada, se cumplirá con un dispositivo normativo que de alguna manera trato de reconocer derechos de los trabajadores que fueron despedidos arbitrariamente en el régimen del gobierno del ex presidente Alberto Fujimori. Siendo ello así, resultan amparable lo peticionado ya que tiene como finalidad hacer cumplir una normatividad.

9.   En consecuencia, de los argumentos precedentes narrados se puede colegir que la resolución de vista fue emitida contrario a derecho, con arbitrariedad, en contravención del derecho a la tutela jurisdiccional efectiva, a fin de impedir el acceso a la justicia y la cual está causando un grave perjuicio al recurrente por la dilación de la presente causa.

II.  De la contravención al debido proceso:

Se incurre en error en el punto 2.5 Y 2.6 de los considerandos de la resolución de vista por lo siguiente:

1.         Como se puede observar, lejos de verificar la existencia de una vía satisfactoria, se emite un pronunciamiento sobre el fondo, situación que se debió de dar una vez admitida a trámite la demanda, más aún cuando tales argumentos lejos de resolver el contenido de la resolución 01 procedieron a resolver cuestiones que ni siquiera han sido planteadas en el recurso de apelación, afectándose el principio de imparcialidad.

2.                El error más evidente lo encontramos cuando se indica “los actores carecen de interés y legitimidad  para obrar, existen otros vías (…)”. Como se puede observar para poder hacer el análisis al que se hace referencia se requería de contradictorio (excepcionar), tal como lo establece el penúltimo párrafo del Artículo III del Título Preliminar del Código Procesal Constitucional que indica “Cuando en un proceso constitucional se presente una duda razonable respecto de si el proceso debe declararse concluido, el Juez y el Tribunal Constitucional declararán su continuación”

3.                 En el presente caso, lejos de aplicarse el principio pro actione se ha tratado en el presente proceso con principios del derecho procesal civil olvidando que nos encontramos en un proceso constitucional

III. la contravención del principio de prohibición de la reforma en peor:

1.       El primer error que se verifica es el contenido en los considerando 2.5 y 2.6, por cuanto lejos de revisar sólo lo indicado en la resolución de improcedencia liminar de la demanda, se ha procedido a revisar erradamente: a) la concurrencia del contenido constitucional de la pretensión, b) la legitimidad para obrar e interés de los actores, y c) si esta es la vía idónea para cautelar las alegadas violaciones.

2.    En efecto,  la resolución que declaró improcedente mi demanda sólo declaró improcedente la demanda por considerar que no cumple con los requisitos establecidos por el precedente vinculante STC N° 168-2005.AC/TC (véase el octavo considerando de la resolución 02)

3.    Incluir como análisis de mi recurso de apelación la falta de legitimidad para obrar e interés para obrar, y la concurrencia del contenido constitucional de la pretensión, es contravenir el principio REFORMATIO IN PEIUS, POR CUANTO SE HA PRODUCIDO UNA REFORMA EN PERJUICIO DEL DEMANDANTE.

III. NATURALEZA DEL AGRAVIO:

La resolución de vista N° 02, materia de recurso de agravio constitucional me causa agravio porque al confirmar la improcedente liminar de la demanda de manera irregular (indebida) y con una evidente falta de motivación e incongruencia, se está afectando mi derecho a la tutela jurisdiccional efectiva y al debido proceso.

IV. SUSTENTO JURÍDICO DE LA PRETENSIÓN IMPUGNATIVO:

Mi pretensión se sustenta principalmente en la siguiente norma legal:

El artículo 18 del Código Procesal Constitucional establece que: “Contra la resolución de segundo grado que declara infundada o improcedente la demanda, procede recurso de agravio constitucional ante el Tribunal Constitucional (…)” De esta manera, interpongo recurso de agravio constitucional en contra del AUTO DE VISTA N° 02 que desestima por improcedente mi demanda.


El Principio de la plenitud, como aquel principio que señala que el superior tiene las mismas facultades que el inferior, de tal manera que puede examinar la demanda en todo sus aspectos, analizar nuevamente la prueba y analizar cuestiones no consideradas por el inferior, pues el recurso de apelación tiene por objeto que el órgano jurisdiccional superior examine, a solicitud de parte o de tercero legitimado, la resolución que le produzca agravio de conformidad con el artículo 364 del Código Procesal Civil. (F. 2).

 Falta de motivación interna del razonamiento: tiene una doble dimensión; por un lado, cuando existe invalidez de una inferencia a partir de las premisas que establece previamente el juez en su decisión; y por otro lado, cuando existe incoherencia, que a la postre se presenta como un discurso absolutamente confuso incapaz de transmitir, de modo coherente, las razones en las que apoya la decisión. (STC 03043-2006-PA/TC, F. 4).

Falta de motivación externa: cuando las premisas de las que parte el juez no han sido confrontadas o analizadas respecto de su validez fáctica o jurídica –problemas en las pruebas  o de interpretación de la norma- (STC 00728-2008-PHC/TC, F. 7).

Por tanto:

Señor Presidente, solicito se sirva admitir el presente recurso de agravio constitucional, a fin de que el Tribunal Constitucional lo examine y proceda a revocar y/o anular la resolución de vista.

PRIMER OTROSI DIGO: El presente proceso ha existido dilaciones innecesarias por parte del a quo, quien demoró en exceso la elevación del cuaderno principal al a quem, sin causa que lo justifique y lo cual se pone de conocimiento del Tribunal Constitucional para las recomendaciones correspondientes (inicio del proceso 2012 y recién en el 2014 se eleva el cuaderno de improcedencia liminar a la sala superior).

SEGUNDO OTROSI DIGO: Tenga presente lo dispuesto por el Código Procesal Civil: artículo II último párrafo del Título Preliminar (impulso del proceso), artículo 50º (deberes de los jueces), 124º (plazos máximos para emitir resolución), artículo 145º inc. 3) (falta grave); todos ellos concordados con el artículo 201º de Ley Orgánica del Poder Judicial.

TERCER OTROSI DIGO: Adjunto anexos: i) Sentencia N° 04440-2011-PC/TC (VÉASE FUNDAMENTO 4), ii) Sentencia N° 04168-2011-PC/TC (VEASE FUNDAMENTO 4), y iii) Informe N° 015-2012-MTPE/2/14, expedido por el Ministerio de Trabajo.

                             Lima, 12 de setiembre de 2014




                                                                                                              _____­_____________
XXXXXXXXXXXX
                                                                                                                DNI N° 09511304






[1] (...) en nuestro ordenamiento constitucional, la tutela jurisdiccional es un derecho "continente" que engloba, a su vez, 2 derechos fundamentales: el acceso a la justicia y el derecho al debido proceso. Fuente: STC 0015-2001-AI/TC

[2] Alcances del derecho al debido proceso sustantivo: Recogiendo el desarrollo de esta institución en el Common Law, en el Perú se sostiene, actualmente, que el debido proceso tiene dos dimensiones: una procesal y una sustancial.

La dimensión procesal es aquella que engloba las instituciones jurídicas necesarias para obtener un proceso formalmente válido, por ejemplo, juez natural, derecho de defensa, cosa juzgada, derecho a probar, la prohibición de la reforma en peor, etcétera.

Por otra parte, nos encontramos con la DIMENSIÓN SUSTANCIAL DEL DEBIDO PROCESO. En este sentido, nuestra jurisprudencia constitucional ha afirmado que ella se vincula directamente con el principio de razonabilidad y proporcionalidad de los actos de poder, los que determinan la prohibición de cualquier decisión arbitraria, sin importar si ésta fue emitida dentro o fuera de un proceso o procedimiento. http://www.justiciaviva.org.pe/justmail/Proyecto%20Justicia%2034.pdf